Democracia es decidir, no elegir.

Para poder empezar a analizar los problemas políticos por los que atravesamos actualmente es necesario que definamos con certeza que sistema de gobierno tenemos, para posteriormente aclarado y analizado el punto, poder proponer soluciones.

Resultado de imagen para democracia ateniense

Se nos ha dicho hasta el cansancio que vivimos en Democracia, yo no lo creo, y no es así. Los padres fundadores de la recién formada Unión Americana, así mismo pensaban. John Adams uno de los fundadores de la joven República Americana opinaba “la democracia degenera en anarquía, la democracia nunca dura”, James Madison 4to. Presidente de los Estados Unidos “la democracia es incompatible con la seguridad personal y la propiedad privada”. Tanto así que la palabra democracia no aparece ni una sola ves en la Constitución que redactaron, como tampoco aparece en la Constitución de la Revolución Francesa, una de las primeras constituciones de la era moderna, entonces que propusieron y aprobaron esas dos constituciones? Repúblicas de Gobiernos Representativos. Y pensaban que la democracia es lo opuesto a los Gobiernos Representativos. Si sabían que era la democracia y no la querían, porque?

 

Porque democracia es darle el poder al pueblo. Algo que ellos NO querían. Ellos, la élite en el poder no querían compartir el poder con el pueblo, que hacer para lograrlo. Llamar a los Gobiernos Representativos como democracias, truco que les ha funcionado a la perfección a lo largo de 250 años. Como lo hicieron? Muy fácil, dejaron que el pueblo eligiera representantes. Representantes que ellos nombraban y manejaban a su antojo. Asunto resuelto, el pueblo piensa que tiene el poder al elegir representantes.

Ahora veamos que es Democracia? En la antigua Atenas en donde se origino la democracia, se eligió un sistema de gobierno en donde una parte de la población PROPONÍA, DECIDÍA y EJERCÍA, las políticas referentes a la conducción de la sociedad. Pero como es que una parte de la población y la otra parte que? Ellos los atenienses pensaron y decidieron, que solo los hombres libres y mayores de 25 años podían decidir. Pero por que solo ellos, bueno en ese entonces las mujeres no eran tomadas en cuenta, y se les prohibía, aparte de decidir, estudiar, y opinar. Tampoco podían decidir los esclavos, por su condición, tampoco podían decidir las personas que eran dependientes económicamente de otras, por obvias razones, estos dos casos, no votaban, porque tenían una dependencia tanto de propiedad como económica hacia un tercero. En Atenas solo votaban los HOMBRES LIBRES. Y ese fue su éxito. No había partidos y cualquiera podía proponer políticas, eso es igualdad política, algo que no existe en el planeta actualmente.

Otro logro de la sociedad democrática ateniense, quizás el más importante para la civilización occidental, fue el DEBATE. Se estaba obligado a proponer y votar en asuntos públicos y el no hacerlo era castigado por parresía. En la agora que era donde se reunían a opinar, se estaba expuesto a proponer y a escuchar otras opiniones y a aceptarlas si eran mejores. El éxito del sistema es que cada quien veía por su interés personal y bajo el principio de mayoría, se elegía la mejor propuesta para la sociedad. Aquí nadie estaba por encima del otro, y por regla general se tomaban las mejores decisiones.

Otros logros originados a causa del debate público abierto, fueron; el Teatro, la Comedia,  la Filosofía, los Principios de la Democracia y la cereza del pastel es el Método Científico, pieza angular del conocimiento occidental y de la ciencia moderna. Como podemos ver el debate de todos y entre todos, logró el conocimiento moderno y la democracia. No tiene falla y eso es, a lo que más miedo le tienen los políticos modernos.

El Gobierno de Representación basa su fuerza en que cada ciudadano cede su poder político a su representante, este es el origen del Poder Político y a su vez el origen de la corrupción. Es el poder político y no la política es lo que origina la corrupción.

Vamos a poner ejemplos de lo anterior, el brexit, es un ejemplo de democracia, la sociedad del Reino Unido DECIDIÓ salir de la Unión Europea, para bien o para mal, ellos decidieron su futuro, y solo a ellos corresponderá la responsabilidad de su acto.

Las elecciones de Donald Trump, Enrique Peña Nieto o Jaime Rodriguez Calderon, son ejemplo de elegir representante. En este caso la sociedad fue acorralada a tomar una decisión de elegir entre las propuestas presentadas por el sistema. Para nadie es oculto que las propuestas presentadas en los tres casos ninguna satisfacía las necesidades de la sociedad, se tomo la menos mala en unos casos, en otros, ni ha eso llegamos, solo fuimos usados para legitimar el poder.

Por lo tanto podemos decir sin posibilidad de error;

DEMOCRACIA ES DECIDIR, NO ELEGIR.

Cambiemos de sistema y el resultado por consiguiente el resultado cambiará.

 

Anuncios

¿Que más puede lograr Anaya?

Ricardo Anaya “el joven maravilla de la política mexicana” se propuso hace años una tarea: Limpiar al PAN. Anaya entro a la política por convicción, nadie lo metió y nadie lo maneja, a el le gusta la política y lo sabe hacer muy bien. No hay en la historia reciente de la política mexicana un acenso tan espectacular como el de él, a sus 35 años ha sido; Presidente Nacional del PAN (2015-2019), Presidente de la Cámara de Diputados de México (2013-2016), Diputado local y Coordinador de la bancada del PAN, en fin ha logrado los máximos puestos en los que ha competido, eso ya dice mucho de él.

Ricardo Anaya - Conferencia de Prensa Cámara de Diputados.jpg

Al entrar al PAN vio como su partido caía en las manos de políticos corruptos, serviles y  aliados al “sistema político mexicano”, desde su interior se trazó una tarea, que no la compartió con nadie y justo ahora estamos viendo sus resultados, -limpiar al PAN-. Para ello había que escalar en el partido y así lo hizo, la política no es platónica y menos idílica y en su recorrido hubo de hacer concesiones, todo con una meta, limpiar al partido.

Muchos lo acusan de traicionar a quien lo ayudo, me preguntó si esa ayuda fue genuina o como todo en la política muy interesada. Como haya sido, Ricardo Anaya ha sabido corresponder a los que él considera sus verdaderos aliados y castigado a los que considera traidores al PAN. En su brillante trayecto a sacado del PAN a; 2 ex-presidentes de México, Fox y Calderon, y al enemigo # 1 del PAN, Javier Lozano Alarcon.

El tiempo y los hechos le han dado la razón al joven maravilla, Fox, Calderon y Lozano, han descubierto sus verdaderas intenciones, apoyar decididamente al PRI. Ahora si, preguntemos la cuestión inicial, ¿quienes son los traidores al PAN y a México? Obvió verdad. Es apenas el inicio de su labor, pero como todos saben, la escalera se limpia de arriba para abajo, y en eso está trabajando el joven maravilla. Ya llegara el turno de llevar esta tarea a los estados y a la nación, en eso es lo que está trabajando Anaya, quiere ser Presidente de México, para continuar su tarea ahora a nivel nacional.

Ricardo Anaya se ha opuesto a Enrique Peña Nieto y a todo el PRI, que no querían ver formado un Frente de los principales partidos fuera del PRI, con todo y eso, lo formo. Lo que todos veían imposible, el joven maravilla, lo logro.  Por México al Frente, es la unión del PAN, PRD, MC para competir por la Presidencia de México. Nos podemos solo imaginar el trabajo político de hacer coincidir a los tres principales partidos opositores al PRI, para ir juntos por la Presidencia. Anaya ya lo hizo.

¿Que más puede lograr Anaya?. Esa es una pregunta que todos los mexicanos, debemos tener en mente. Podrá el joven maravilla derrotar al corrupto sistema político mexicano, y dejar atrás 75 años de priismo corrupto y servil a intereses no ciudadanos.

Ricardo Anaya representa el futuro de México, un futuro joven, preparado y capaz de defender a México de sus enemigos internos y externos, con sobrada capacidad para formar alianzas con otras naciones del mundo y no depender solo de EUA, Trump y el TLC, alejado del viejo y mañoso PRI. Que más puede pedir México, es su oportunidad de cambio y poder salir adelante.

México no necesita más PRI, menos Morena. México necesita a Ricardo Anaya.

 

 

ECONOMÍA COLABORATIVA – ¿EL FIN DEL CAPITALISMO?

Tenemos la suerte de estar viviendo en una época que será conocida en los libros de historia como la tercera revolución industrial. Estoy seguro de que todos los lectores de este post tienen uno o más dispositivos conectados a internet y que muchos de ustedes han hecho uso de APPs que les han permitido viajar compartiendo coche y repartir los gastos entre los ocupantes (Blablacar) o encontrar alojamiento en casas de particulares como alternativa a los caros hoteles (Airbnb). Bien, este es un pequeño ejemplo de la eficiencia generada por la economía colaborativa.

El propio implacable aumento productivo del sistema capitalista lo está acercando a su propia autodestrucción para dar paso a un nuevo sistema económico: El mercado procomún colaborativo. Eso afirma Jeremy Rifkin en La sociedad de coste marginal cero: el Internet de las cosas, el procomún colaborativo y el eclipse del capitalismo. Este aclamado economista insiste en que pensemos en que la vida sin capitalismo es posible y que olvidemos los factores que nos han hecho pensar que nuestro mundo es imposible de organizar por un modelo económico diferente. En el siguiente vídeo podemos observar al propio Jeremy Rifkin compartiendo su visión sobre este fascinante concepto.

Las empresas siempre han buscado la eficiencia tecnológica con el fin de aumentar la productividad y garantizar beneficios pero, ¿Qué pasaría si la actual revolución tecnológica tuviese una productividad tan extrema que redujese los costes marginales a cero? Habría abundancia de muchos bienes que además tendrían un precio casi gratuito. Y es precisamente esto lo que está empezando a ocurrir. Este nuevo modelo económico colaborativo  está teniendo ya un efecto muy disruptivo en el sector del transporte y del turismo y está consiguiendo que mucha gente, entre los que me incluyo, estemos expectantes  para hacernos una opinión seria sobre este asunto.

Rifkin tiene razón y todos estamos siendo testigos de estos acontecimientos, muchos consumidores se están convirtiendo en prosumidores y realizan sus propios videos y los comparten en YouTube, comparten su conocimiento en Wikipedia, algunos producen su propia música y la comparten en Soundcloud y otros incluso escriben y comparten de forma gratuita sus propios libros. Con todo esto se ha llevado a muchas compañías discográficas a la ruina, se ha dañado enormemente al cine y a la televisión y me atrevería a decir que la prensa escrita tiene los días contados.

El autor de La Sociedad de Coste Marginal Cero incluso va más allá y extiende este modelo económico a la producción energética:

“En el siglo XXI, el centro del control sobre la producción y la distribución energéticas va a desplazarse desde los gigantes empresariales centralizados de la energía basada en los combustibles fósiles hacia millones de pequeños productores que generarán sus propias energías renovables en sus viviendas y locales, y que comercializarán los excedentes a través de redes infoenergéticas de dominio común”

Se espera que la economía colaborativa alcance su cénit gracias a la estructura denominada internet de las cosas (idC). Aunque este concepto aún se encuentra en un estado embrionario, en un futuro cercano todo estará interconectado con todos, lo que permitirá que una nueva era de prosumidores produzcan sus propios bienes. Ya vemos alguna muestra del potencial de este concepto gracias a las impresoras 3D y al autoconsumo energético.

Estamos adentrándonos en una era fascinante que aunque puede que no se postule como el mundo ideal, se trata de una era que podría irá más allá de los mercados, una era en la que debemos aprender a convivir en una economía colaborativa cada vez más independiente. No obstante, también debemos tener en cuenta las posibles consecuencias negativas que podrían emerger en caso de que los lobbies frenen el avance de este sistema o de que se produzca una guerra de monopolios por el control de la producción y los datos.

En cuanto al empleo, solo cabe pensar que tarde o temprano, el trabajo de las personas terminaría por centrarse en fines no económicos. En esta sociedad de coste marginal cero, las ofertas de trabajo se centrarían en aquellos puestos que refuercen a la sociedad en sanidad, educación o arte.

Comentarios.-

Aunque salió ya hace unos meses, el último libro de Jeremy Rifkin (La sociedad de coste merginal cero) está de plena actualidad. Rifkin centra el tiro en la economía y la sociedad colaborativa que presagian las redes sociales, partidos como Podemos o negocios como Uber o Airbnb, por poner unos cuantos ejemplos de todos conocidos. Hay que reconocer que Rifkin y su equipo tienen un afilado olfato para convertir en controversia (y en ingresos) cualquier quiebro del espíritu de la época que nos ha tocado vivir. En eso, hay que reconocerlo, es un verdadero maestro. Después de la lectura de este libro, que ya en su portada anuncia sin rodeos el eclipse del capitalismo, cabe preguntarse si Rifkin es efectivamente un visionario o más bien un cantamañanas. Yo diría que ni una cosa ni la otra, y también diría que las dos a la vez. Como digo, el autor, un cruce de gurú, agitador de ideas, asesor de políticos de primer nivel, profesor, economista, empresario y divulgador medioambiental, nos viene a decir que el capitalismo, que tanto nos ha servido a organizar la vida social y económica en los dos últimos siglos, va a quedar definitivamente superado. Es más, este fin de época de hecho ya está sucediendo, casi sin que nos demos cuenta, sin revoluciones ni baños de sangre de por medio.

El motor de esta transformación no es ningún agente extraño en forma de meteorito, ni está alentado por intereses en principio contrarios al mismo capitalismo, sino que está en el engranaje del propio sistema, forma parte de su naturaleza. Los incrementos de productividad que se han alcanzado en las últimas décadas, sobre todo por la revolución de las nuevas tecnologías y de Internet, están haciendo que el coste marginal de producir muchos bienes o servicios se esté aproximando a cero, lo que permite que los productores los puedan ofrecer (o mejor: no tengan más remedio que ofrecerlos) casi gratuitamente. Y en un negocio donde no hay márgenes ni rentabilidades a la vista, el sistema capitalista se bate en retirada por el desinterés de los inversores. Siempre habrá algunas parcelas de actividad con altos márgenes, concede Rifkin, pero cada vez serán menos, con lo que el capitalismo acabará siendo una fuerza residual.

En su lugar, está emergiendo la economía colaborativa, que ancla sus orígenes en la Edad Media y que llega con un sentido menos acusado de la propiedad, y donde el motor de avance será la capacidad de cada uno de nosotros para producir y compartir, bien sea nuestra información personal, el sofá de casa, el coche o unos euros para financiar un proyecto de crowfunding.

Pero esa economía social no se puede sostener solamente en el boom de Internet y de las plataformas de colaboración. Cualquier cambio de paradigma económico en el pasado necesitó una revolución energética. Por eso Rifkin nos viene a decir que el “eclipse del capitalismo” no será real hasta que no se encuentren los medios para crear una Internet de la energía, donde millones de personas productoras de energía verde encuentren el marco para compartirla de forma eficiente, lo que permitirá matar dos pájaros de un tiro: la inquietante dependencia del petróleo y de los oligopolios que los gestionan, y la también inquietante insostenibilidad del sistema actual y su corolario: el calentamiento global.

Rifkin nos anuncia la llegada de un sistema en que la estructura vertical de las corporaciones, con unos beneficios a la baja, será sustituida por otra horizontal dominada por millones agentes que serán a la vez productores y consumidores. Pero la buena nueva de Rifkin no está exenta de paradojas. De entrada, no hay que olvidar que en estas primeras etapas de asentamiento de la economía colaborativa (o procomún colaborativo, como él lo llama) y de la sociedad del coste marginal cero, son los viejos inversores los que se mantienen en el centro de la escena. Al fin y al cabo, redes sociales como Facebook o Twitter, que hacen posible que cientos de millones de usuarios muchos puedan compartir información, son empresas empujadas por los viejos tycoons y que mueven en Bolsa muchos miles de millones de dólares. Lo mismo pasa en el ámbito de la publicidad con Google; en el mundo de las compras de segunda mano con eBay; en el turismo con Airbnb; o en el transporte con Uber, por poner unos cuantos ejemplos.

Rifkin lo asume, aunque nos viene a decir que el capitalismo también dejará de sacar provecho a esta economía colaborativa. Y para ello trae a colación decenas de casos de organizaciones (casi siempre operativas en Estados Unidos), muy próximas en su funcionamiento a una ONG, y que facilitan los microcréditos, el acceso a la información médica o a la ropa usada, o que permiten que muchos profesionales compartan su tiempo y conocimientos, o que ciudadanos concienciados con el medio ambiente compartan la energía sobrante en su hogar con los otros miembros de la comunidad virtual.

Como punto a favor de este libro, está la capacidad que muestra el sagaz Rifkin para captar el espíritu de unos tiempos (el famoso zeitgeist hegeliano) de profunda desconfianza en el sistema capitalista, tan deslegitimado sobre todo entre los jóvenes tras la debacle de 2008. También está que, a pesar de sus excesos y de la utopía informativa y energética que lo sostiene, se trata de una obra de divulgación que suscita muchas cuestiones y aporta muchas entradas para seguir informándonos (con un aparato de notas casi interminable). En su contra, como he dicho antes, juega que Rifkin apueste todo a una economía social que por el momento no tiene peso o sigue siendo testimonial en muchos ámbitos. También es osado Rifkin al subestimar la versatilidad y la capacidad de reacción de un capitalismo que ha probado a lo largo de la historia tener más vidas que un gato.

 

Los orígenes de la subversión

Hay una explicación de lo que pasa en el mundo. Una explicación que quita el carácter mágico, alucinante, carismático y sensacionalista a lo que se ha dado a llamar “problema juvenil (social)”, reduciéndolo a sus prosaicos términos de la agresión planificada que sufren los muchachos (la sociedad) desde los ángulos políticos, religiosos, económicos y sexuales, principalmente.
En Inglaterra, en un estudio de W. T. Brown demuestra una impresionante “orquestación” en los medios de comunicación para lanzar campañas propagandísticas dirigidas a los menores. (En propaganda se llama “orquestación” a la técnica que coordina los instrumentos, haciendo que todos repitan el mismo tema en tiempos escalonados, producciendo como resultado aquello de: “todo mundo lo dice”, que es un argumento de gran peso para las personas ingenuas). Brown le sigue la pista a la campaña desde la fase inicial, que tuvo como centro una película: “Al Este del Paraíso”, en donde surge la indumentaria y el estilo de los rebeldes sin causa. Después encuentra la uniformidad de objetivos, estrategias, y técnicas entre los existencialistas, populacheros, los beatnicks, los provos, los hippies, y los demás movimientos supuestamente desorganizados y artificialmente espontáneos.

La primera pregunta a la que responde en esta nueva toma de conciencia de los padres de familia es ¿por qué a los muchachos?, o sea: ¿por qué son ahora los muchachos víctimas primeras de la agresión?. Esta es la pregunta que se repite cada uno de los padres de familia en algún momento. Ellos no estaban preparados para eso. Sucedía que los pueblos respetaban y protegían su futuro, que es lo mismo que decir: a los muchachos. La actitud evacionista y suicida de los dirigentes de muchas comunidades que ocultan la realidad con simplezas, no era algo que esperaran los padres de familia. Edgar Fauré, Ministro de Educación con De Gaulle, había dicho; “Desgraciada la nación, sin futuro, cuyas generaciones jóvenes no sean anarquistas” ¡A pesar de eso, Fauré, ocupó el cargo!

Para los observadores más finos, la contestación a esta pregunta clave viene por el rumbo de la historia. Solo conociendo y explicando lo sucedido en los ultimos cincuenta años, puede entenderse porque hoy la enseñanza del vicio es general y planificada, por qué muchos sacerdotes entregan las ovejas al matancero, por qué ocurre esta derrota moral de la que todos somos victimas y otros porqués, que están en la preocupación general.

Para comprender lo que pasa, es indispensable saber en palabras claras y sencillas cuál es el plan, quienes lo pensaron, quiénes lo ejecutan, cuales son sus metas. Ya está dicho quienes son las victimas.

No es posible comprender la situación actual y dar una base razonada al sentimiento de inseguridad, si no recordamos el mesianismo -o sea, la convicción fanática de que el comunismo triunfara-, es un carácter inseparable de la revolución comunista; Tanto Carlos Marx, como Federico Engels, pasando por Vladimir Ulianov (Lenin), Leo Davidovich Bronstein (Trosky), José Djugashyili (Stalin), Mao Tse Tung, Guevarra y Castro, además de tener una evidente mentalidad egolátrica a nivel de enfermedad mental, han estado obsesionados por la idea de que la revolución comunista es algo históricamente inevitable. Come se comprenderá, esto los convirtió en fanáticos cerrados, agresivos, que han asesinado indistintamente personas políticas y apolíticas con tal de sacar adelante sus prejuicios.

El comunismo es una invención del siglo XIX. Es fácil seguirle la pista; a mediados del siglo pasado (antepasado en nuestros días) el desarrollo capitalista estaba basado en in sistema laboral inhumano. El hombre era explotado por el hombre y en las ciudades industriales la vida era insoportable para los obreros. Los socialistas vieron su oportunidad de aprovechar la desesperación de los asalariados e hicieron actividad política de agitación. Fue ahí donde Carlos Marx sobresalió entre los socialistas, primero con la redacción del Manifiesto Comunista (1847) y después con la reunión de representantes obreros de varios países europeos, que tomó el nombre de Asociación Internacional de Trabajadores, pasando a la historia como Primera Internacional.

Marx y los suyos controlaron la Internacional. De ahí partieron al control de las organizaciones obreras, y los sucesores, al de los gobiernos. Los sistemas que usaron para conseguir este control no tienen nada de humanistas, ni de sinceros. A los obreros les prometieron un mitológico paraíso terrenal para entregarles a cambio un sistema policíaco, un sistema de trabajos forzados, la represión policíaca, el hambre y la inseguridad como institución.

El control de los estados fue conseguido gracias a traiciones, tortuosidades y asesinatos. Ni en Rusia, ni en China, ni en parte alguna los comunistas llegaron al poder por medio de elecciones. Entraron por la puerta falsa, engañando incautos, utilizando ingenuos -“tontos útiles”, les llamaban- y apoyándose en ¡grupos de banqueros de Estados Unidos!. Es interesante saber que Mao, Castro y demás, tomaron el poder gracias al apoyo de norteamericanos desleales; es más, puede decirse que estos líderes son instrumentos de fuertes grupos de presión localizados en Estados Unidos. Está es una de las claves para la comprensión de lo que sucede:

Subversión significa transtornar, perturbar, destruir -en sentido moral-. Subversión es hacer pelear al hijo con el padre dentro de una familia. Subversión es alentar el adulterio. Subversión es difundir rumores y calumnias contra los dirigentes de la comunidad. Subversión es hacer que los hijos denuncien a los padres. Todo eso y más es subversión.

Continuara…….

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

ARTÍCULO ÚNICO. – Se expide la Ley de Seguridad Interior, para quedar como sigue:

 

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR

CAPÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 1. La presente Ley es de orden público, de interés general y de observancia obligatoria en todo el territorio nacional y tiene por objeto regular la función del Estado para preservar la Seguridad Interior, así como establecer las bases, procedimientos y modalidades de coordinación entre los Poderes de la Unión, las entidades federativas y los municipios, en la materia.

 

Las disposiciones de la presente Ley son materia de Seguridad Nacional.

 

Artículo 2. La Seguridad Interior es la condición que proporciona el Estado mexicano que permite salvaguardar la permanencia y continuidad de sus órdenes de gobierno e instituciones, así como el desarrollo nacional mediante el mantenimiento del orden constitucional, el Estado de Derecho y la gobernabilidad democrática en todo el territorio nacional. Comprende el conjunto de órganos, procedimientos y acciones destinados para dichos fines, respetando los derechos humanos en todo el territorio nacional, así como para prestar auxilio y protección a las entidades federativas y los municipios, frente a riesgos y amenazas que comprometan o afecten la seguridad nacional en los términos de la presente Ley.

 

Artículo 3. En el ejercicio de las atribuciones de seguridad interior se observarán los principios previstos en el artículo 4 de la Ley de Seguridad Nacional y los de racionalidad, oportunidad, proporcionalidad, temporalidad, subsidiariedad y gradualidad, así como las obligaciones relativas al uso legítimo de la fuerza.

 

Artículo 4. Para los efectos de esta Ley, se entenderá por:

 

  1. Acciones de seguridad interior: aquellas que realizan las autoridades federales, incluyendo las Fuerzas Armadas, por sí o en coordinación con los demás órdenes de gobierno, orientadas a identificar, prevenir, atender, reducir y contener riesgos y amenazas a la seguridad interior;

 

  1. Amenazas a la Seguridad Interior: Las contenidas en el artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional que tienen su origen en territorio nacional; las que afecten la estabilidad de las instituciones cuando dicha afectación dañe gravemente a la población; las emergencias o desastres naturales en un área o región geográfica del país; las epidemias y demás contingencias que afecten la salubridad general; o las que afecten los deberes de colaboración de las entidades federativas y municipios en materia de seguridad nacional;

 

  • Riesgo a la Seguridad Interior: situación que potencialmente puede convertirse en una Amenaza a la Seguridad Interior;

 

  1. Declaratoria de protección a la seguridad interior: el mandato ejecutivo que habilita la intervención de la Federación, incluidas las Fuerzas Armadas, para que por sí o en coordinación con otras autoridades, realicen acciones de Seguridad Interior para contener y reducir Amenazas a la Seguridad Interior;

 

  1. Fuerzas Armadas: El Ejército, Armada y Fuerza Área;

 

  1. Fuerzas Federales: Las instituciones de seguridad pública federal;

 

  • Inteligencia para la Seguridad Interior: el conjunto de conocimientos obtenidos a partir de la recolección, procesamiento, diseminación y explotación de información para la toma de decisiones en materia de seguridad interior;

 

  • Seguridad Interior: lo previsto en el artículo 2 de la presente Ley;

 

  1. Seguridad Nacional: lo previsto en la Ley de Seguridad Nacional, y

 

  1. Uso legítimo de la fuerza: la utilización racional y proporcional de técnicas, tácticas, métodos, armamento y protocolos que realiza el personal de las fuerzas federales y, en su caso, las Fuerzas Armadas, para controlar, repeler o neutralizar actos de resistencia, según sus características y modos de ejecución.

 

Artículo 5. La aplicación de esta Ley corresponde al Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Gobernación, con la participación de las dependencias, entidades de la Administración Pública Federal, Fuerzas Federales y, en su caso, Fuerzas Armadas, en coordinación con los otros órdenes de gobierno, en el ámbito de sus atribuciones y competencia.

 

Artículo 6. Las autoridades federales incluyendo a las Fuerzas Armadas, en el ámbito de sus respectivas competencias, implementarán sin necesidad de declaratoria de protección a la seguridad interior, políticas, programas y acciones para identificar, prevenir y atender oportunamente, según su naturaleza, los riesgos contemplados en la Agenda Nacional de Riesgos a la que se refiere el artículo 7 de la Ley de Seguridad Nacional.

 

Asimismo, el Consejo de Seguridad Nacional emitirá lineamientos para la participación de las entidades federativas en las acciones de seguridad interior, para la atención eficaz de la Agenda Nacional de Riesgos y, en su caso, para el restablecimiento de la colaboración de las entidades federativas y municipios en las tareas de preservación de la Seguridad Nacional.

 

Artículo 7. Los actos realizados por las autoridades con motivo de la aplicación de esta Ley deberán someterse, en todo momento y sin excepción, a la preservación irrestricta de los derechos humanos y sus garantías, de conformidad con los protocolos emitidos por las autoridades correspondientes.

 

En los casos de perturbación grave de la paz pública o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto, y cuya atención requiera la suspensión de derechos, se estará a lo dispuesto en el artículo 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y leyes respectivas.

 

Artículo 8. Las movilizaciones de protesta social o las que tengan un motivo político-electoral que se realicen pacíficamente de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bajo ninguna circunstancia serán consideradas como Amenazas a la Seguridad Interior, ni podrán ser materia de declaratoria de protección a la seguridad interior.

 

Artículo 9. La información que se genere con motivo de la aplicación de la presente Ley, será considerada de seguridad nacional, en los términos de la ley de la materia, y clasificada de conformidad con ésta y las disposiciones aplicables en materia de transparencia y acceso a la información.

 

Artículo 10. A falta de disposición expresa en esta Ley, se aplicará supletoriamente la Ley de Seguridad Nacional y, en su caso, la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 

La materia de Seguridad Interior queda excluida de lo dispuesto en la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.

 

CAPÍTULO SEGUNDO

DE LOS SUPUESTOS Y PROCEDIMIENTO PARA EMITIR LA DECLARATORIA DE PROTECCIÓN A LA SEGURIDAD INTERIOR

 

Artículo 11. Corresponde a las autoridades federales, incluyendo las Fuerzas Armadas, por sí o en coordinación con los demás órdenes de gobierno, identificar, prevenir, atender, reducir y contener las Amenazas a la Seguridad Interior.

 

El Presidente de la República podrá ordenar por sí o a petición de las legislaturas de las Entidades Federativas, o de su Ejecutivo en caso de receso de aquellas, la intervención de la Federación para la realización e implementación de Acciones de Seguridad Interior en el territorio de una Entidad Federativa o zona geográfica del país, previa emisión de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, cuando se actualice alguna de las Amenazas a la Seguridad Interior y éstas:

 

  1. Comprometan o superen las capacidades efectivas de las autoridades competentes para atenderla, o

 

  1. Se originen por la falta o insuficiente colaboración de las entidades federativas y municipios en la preservación de la Seguridad Nacional, de conformidad con lo previsto en el segundo párrafo del artículo 1º de la Ley de Seguridad Nacional.

 

Aquellas amenazas a la Seguridad Nacional que no requieran declaratoria en términos del presente artículo, serán atendidas por las autoridades conforme sus atribuciones y las disposiciones legales que resulten aplicables.

 

Artículo 12. En los casos a los que se refiere el artículo anterior, el Presidente de la República, previa consideración del Consejo de Seguridad Nacional, determinará la procedencia de la intervención de la Federación y expedirá, dentro de las setenta y dos horas siguientes, la Declaratoria de Protección a la Seguridad interior, la cual deberá notificarse por conducto de la Secretaría de Gobernación a la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como publicarse en el Diario Oficial de la Federación y en los periódicos o gacetas oficiales de las entidades federativas afectadas.

 

Artículo 13. Las peticiones de las Legislaturas de las entidades federativas o de su respectivo Ejecutivo, deberán contener las consideraciones que las motivan, así como una descripción detallada de los hechos o situaciones que constituyan una amenaza a la Seguridad Interior, especificando entre otros, los aspectos siguientes:

 

  1. Amenaza identificada y el impacto de la misma;

 

  1. Área geográfica, sector poblacional e instituciones vulneradas;

 

  • Estadísticas de actos o hechos de naturaleza similar a la amenaza identificada en la entidad federativa o área geográfica afectada;

 

  1. Áreas de insuficiencia operativa, técnica y logística para enfrentar la amenaza identificada;

 

  1. El compromiso de contribuir a la atención de la amenaza y, en su caso, de reestablecer la colaboración a que se refiere el segundo párrafo del artículo 1º de la Ley de Seguridad Nacional, en los términos que establezca la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, y

 

  1. La demás información que se considere relevante para justificar la procedencia de la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior y para la toma de decisiones correspondientes.

 

Artículo 14. El Acuerdo de la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior deberá contener lo siguiente:

 

  1. Autoridad o institución federal coordinadora y las demás que participarán;

 

  1. La amenaza a la Seguridad Interior que se atenderá;

 

  • Las entidades federativas o áreas geográficas en las que se realizarán las Acciones de Seguridad Interior;

 

  1. Las acciones que se requieran a cargo de las entidades federativas o municipios para contribuir a la atención de la amenaza a la Seguridad Interior;

 

  1. Fuerzas Federales participantes;

 

  1. En su caso, la determinación sobre la disposición de las Fuerzas Armadas para atender la amenaza, en términos de lo dispuesto por el artículo 20 de esta Ley;

 

  • Las Acciones de Seguridad Interior que se llevarán a cabo, y

 

  • La temporalidad de la Declaratoria.

 

La declaratoria de Protección a la Seguridad Interior podrá habilitar la realización simultánea de Acciones de Seguridad Interior en diversas áreas geográficas del país, cuando por la naturaleza y características de la amenaza o de los agentes que participan en su comisión, no sea materialmente posible circunscribir sus causas, manifestaciones o resultados a una entidad o área específica.

 

Artículo 15. La Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior deberá fijar la vigencia de la intervención de la Federación, la cual no podrá exceder de un año. Agotada su vigencia, cesará dicha intervención, así como las Acciones de Seguridad Interior a su cargo.

 

Las condiciones y vigencia de la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior podrán modificarse o prorrogarse, por acuerdo del Presidente de la República, mientras subsista la amenaza a la Seguridad Interior que la motivó y se justifique la continuidad de las Acciones de Seguridad Interior. Las modificaciones y prórrogas deberán notificarse y publicarse, de conformidad con lo previsto en el artículo 12 de la presente Ley.

 

Artículo 16. En aquellos casos en que las amenazas representen un grave peligro a la integridad de las personas o el funcionamiento de las instituciones fundamentales de gobierno, el Presidente de la República, bajo su estricta responsabilidad, podrá ordenar acciones inmediatas a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, incluidas las Fuerzas Federales y las Fuerzas Armadas.

 

Lo anterior, sin perjuicio de la emisión de la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior en el menor tiempo posible.

 

CAPÍTULO TERCERO

DE LA INTERVENCIÓN DE LAS AUTORIDADES FEDERALES

 

Artículo 17. A partir de la expedición de la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, las acciones que realicen las autoridades federales para su atención y cumplimiento, se considerarán como Acciones de Seguridad Interior.

 

Artículo 18. En ningún caso, las Acciones de Seguridad Interior que lleven a cabo las autoridades federales conforme a lo previsto en la presente Ley, tendrán por objeto sustituir a las autoridades de otros órdenes de gobierno en el cumplimiento de sus competencias y responsabilidades.

 

En ningún caso, las Acciones de Seguridad Interior que lleven a cabo las Fuerzas Armadas se considerarán o tendrán la condición de seguridad pública.

 

Artículo 19. La Secretaría de Gobernación implementará los esquemas de colaboración necesarios para la efectiva coordinación y ejecución de las acciones en la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior.

 

Artículo 20. Las Fuerzas Armadas sin perjuicio de las misiones que tienen asignadas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en sus Leyes Orgánicas, sólo intervendrán mediante la emisión de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, cuando las capacidades de las Fuerzas Federales resulten insuficientes para reducir o contener la amenaza de que se trate, conforme al procedimiento siguiente:

 

  1. El Presidente de la República, a propuesta de los Secretarios de la Defensa Nacional y Marina, designará a un Comandante de las Fuerzas Armadas participantes, quien dirigirá los grupos interinstitucionales que para el efecto se integren;

 

  1. El comandante elaborará el protocolo de actuación para establecer responsabilidades, canales de comunicación y coordinación de las autoridades militares y civiles participantes;

 

  • El protocolo contemplará la integración de grupos interinstitucionales, a fin de que cada una lleve a cabo la misión que se les asigne con base en las atribuciones y responsabilidades que les correspondan, coordinadas por el comandante, y

 

  1. Las Fuerzas Armadas actuarán realizando las Acciones de Seguridad Interior previstas en la declaratoria respectiva.

 

Artículo 21. La institución o autoridad coordinadora constituirá un grupo interinstitucional con representantes de cada una de las autoridades u organismos participantes, a efecto de coordinar la realización de las Acciones de Seguridad Interior, así como para el seguimiento a las acciones de participación a cargo de las autoridades de las Entidades Federativas respectivas.

 

Artículo 22. Las autoridades respectivas atenderán la amenaza que motivó la declaratoria, cooperando en el ámbito de sus atribuciones y bajo la coordinación de la autoridad designada.

 

Artículo 23. Durante la vigencia de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior las autoridades de las entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales, en el marco de sus competencias y en los términos de esta Ley, asumirán las siguientes responsabilidades:

 

  1. Atender de manera directa e indelegable las reuniones de coordinación;

 

  1. Aportar a la autoridad federal coordinadora toda la información con que cuenten, que permita cumplir los fines de la Declaratoria;

 

III.    Prestar el auxilio y colaboración que les solicite la autoridad federal coordinadora para atender la afectación a la seguridad interior;

 

  1. Mantener el nivel de inversión en infraestructura, equipamiento y servicios públicos que resulten necesarios para mitigar el impacto de la amenaza y superarla;

 

  1. Asegurar el cumplimiento de los requisitos de ingreso y permanencia de los integrantes de sus instituciones de seguridad pública en los términos de la Ley de la materia;

 

  1. Presentar los informes periódicos ante la autoridad federal coordinadora sobre el avance del programa de fortalecimiento de capacidades institucionales que se diseñe en el marco de la Declaratoria;

 

VII.   Las que se establezcan conforme a la fracción IV del artículo 14 de esta Ley; y

 

 VIII. En el caso de las entidades federativas, las que haya comprometido en los términos de la fracción V del artículo 13 de esta Ley.

 

Artículo 24. La Secretaría de Gobernación, en coordinación con los Gobiernos de las entidades federativas, destinará Fuerzas Federales para que realicen Acciones de Seguridad Interior, en aquellas áreas o zonas del territorio nacional que así lo requieran.

 

Artículo 25. Tratándose de fenómenos naturales perturbadores, la intervención de las autoridades federales, incluyendo a las Fuerzas Armadas, se sujetará a lo previsto en la Ley General de Protección Civil y, en su caso, a lo dispuesto en la presente Ley.

 

Artículo 26. Las autoridades federales, incluidas las Fuerzas Armadas, llevarán a cabo las Acciones de Seguridad Interior que sean necesarias, pertinentes y eficaces para identificar, prevenir y atender riesgos en aquellas zonas o áreas geográficas del país, vías Generales de Comunicación e Instalaciones estratégicas que lo requieran, así como para garantizar el cumplimiento del Programa de Seguridad Nacional y la Agenda Nacional de Riesgos.

 

Las acciones que se realicen para identificar, prevenir y atender riesgos a la Seguridad Interior son de carácter permanente y no requieren de la emisión de una Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, pudiendo suscribirse los convenios que en su caso requieran.

 

Artículo 27. Cuando las Fuerzas Armadas realicen Acciones de Seguridad Interior y se percaten de la comisión de un delito, lo harán del inmediato conocimiento del Ministerio Público o de la policía por el medio más expedito para que intervengan en el ámbito de sus atribuciones, limitándose las Fuerzas Armadas a preservar el lugar de los hechos hasta el arribo de dichas autoridades y, en su caso, a adoptar las medidas a su alcance para que se brinde atención médica de urgencia a los heridos si los hubiere, así como poner a disposición de la autoridad correspondiente a los detenidos, por conducto o en coordinación con la policía.

 

Artículo 28. Las Fuerzas Armadas realizarán las Acciones de Seguridad Interior con su organización, medios y adiestramiento, sin descuidar el fortalecimiento de sus capacidades.

 

 

CAPÍTULO CUARTO

DE LA INTELIGENCIA PARA LA SEGURIDAD INTERIOR

 

Artículo 29. Las Acciones de Seguridad Interior se apoyarán en las unidades y procesos de inteligencia del Sistema de Seguridad Nacional.

 

Artículo 30.  Las Fuerzas Federales y las Fuerzas Armadas desarrollarán actividades de inteligencia en materia de Seguridad Interior en los ámbitos de sus respectivas competencias. Al realizar tareas de inteligencia, las autoridades facultadas por esta Ley podrán hacer uso de cualquier método lícito de recolección de información.

 

Toda obtención de información de inteligencia se realizará con pleno respeto a los derechos humanos reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Artículo 31. En materia de Seguridad Interior, las autoridades federales y los órganos autónomos deberán proporcionar la información que les requieran las autoridades que intervengan en los términos de la presente Ley.

 

En el caso de las autoridades de las entidades federativas y de los municipios, la colaboración se llevará a cabo en términos de los esquemas de colaboración y coordinación establecidos o que al efecto se establezcan.

 

CAPÍTULO QUINTO

DEL CONTROL DE LAS ACCIONES EN MATERIA DE SEGURIDAD INTERIOR

 

Artículo 32. El titular de la autoridad coordinadora de las Acciones de Seguridad Interior, mantendrá informado al Presidente de la República de las acciones realizadas, por conducto del titular de la Secretaría de Gobernación.

 

Artículo 33. El titular de la Secretaría de Gobernación remitirá un informe a la Comisión Bicamaral a que se refiere la Ley de Seguridad Nacional, sin perjuicio del ejercicio de las facultades de control previstas en dicha ley.

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO SEXTO

DE LAS RESPONSABILIDADES

 

Artículo 34. El incumplimiento a las obligaciones previstas en esta Ley y en la Declaratoria respectiva, será sancionado en los términos del Sistema de Responsabilidades y del Sistema Nacional Anticorrupción contemplados en los artículos 109 y 113 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

TRANSITORIOS

 

Artículo Primero. La Presente Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

 

Artículo Segundo. Las erogaciones que se generen con motivo de la entrada en vigor del presente Decreto para las dependencias, entidades y órganos desconcentrados involucrados de la Administración Pública Federal, se cubrirán con cargo a su presupuesto autorizado para el presente ejercicio fiscal y los subsecuentes; y en su caso con los recursos que aporten las entidades federativas y municipios afectados.

 

Asimismo, las Entidades Federativas darán cumplimiento a las obligaciones establecidas en este Decreto, con cargo a sus respectivos presupuestos.

 

Artículo Tercero. Se derogan todas las disposiciones que se opongan al presente Decreto.

 

Artículo Cuarto. Aquellas acciones que al momento de la entrada en vigor de la presente Ley estén realizando las autoridades federales, incluyendo las Fuerzas Armadas y que en términos de la misma requieran declaratoria de protección, se sujetarán al procedimiento establecido para ese efecto en un plazo no mayor de 90 días. Las que no requieran declaratoria se continuarán rigiendo conforme a los instrumentos que les dieron origen.

 

Palacio Legislativo, 30 de noviembre de 2017

 

El problema no es no saber, sino no aprender.

Voy a empezar este blog, sin tener la más mínima idea de como funciona, pero de eso se trata, de aprender.

Compartiré con ustedes algunas frases referentes al tema, escoje la que más te atraiga y síguela al pie de la letra, te aseguro, que te rendirá frutos en el futuro.

Solo se que no se nada. Socrates

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser. William Shakespeare

Un hombre sabio es aquel que no sufre por las cosas que no tiene, sino que disfruta de las que sí posee. George Eliott

Aquel que no sabe nada, no duda de nada. George Herbert

Cuando se quiere saber una cosa, lo mejor que se puede hacer es preguntarla. Georges Duhamel

De que te vale ser más fuerte, si no sabes ser mejor. Federico Balart

Debe desear todo hombre vivir para saber, y saber para bien vivir. Mateo Alemán

Después de saber cuándo debemos aprovechar una oportunidad, lo más importante es saber cuándo debemos renunciar a una ventaja. Benjamín Disraeli

El hombre que sabe no habla, el hombre que habla no sabe. Lao-Tsé

El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. Charles Dickens

El que pretende pasar por sabio entre los necios, pasa por necio entre los sabios.Quintiliano

El que sabe hablar, sabe también cuándo. Arquímedes de Siracusa

El saber y la razón hablan; la ignorancia y el error gritan. Arturo Graff

Es preciso saber lo que se quiere, hay que tener el valor de decirlo y, cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo. Georges Clemenceau

Hay cosas que para saberlas no basta haberlas aprendido. Lucio Anneo Séneca

Hay ciertamente dos cosas diferentes, saber y creer que se sabe. La ciencia consiste en saber, en creer que se sabe esta la ignorancia. Hipócrates

La raíz escondida no pide premio alguno por llenar de frutos las ramas. R. Rabindranath Tagore

Lo más importante es saber con qué espíritu llegas, no dónde llegas. Lucio Anneo Séneca

Lo más importante en este mundo, no es saber donde estás, sino hacia donde vas. Johann Wolfang von Goethe

Lo que no se sabe, es como si no existiera. Jacinto Benavente

Los que saben mucho se admiran de pocas cosas, y los que no saben nada se admiran de todo. Lucio Anneo Séneca

Los que saben no hablan. Los que hablan no saben. El sabio enseña a través de sus actos, no de sus palabras. Zhuangzi

Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe. Duke Ellington

Ningún descubrimiento se haría ya si nos contentásemos con lo que sabemos. Lucio Anneo Séneca

No basta saber dónde está el tesoro. Hace falta trabajar para sacarlo. Francisco de Quevedo y Villegas

No basta saber, se debe también aplicar; no es suficiente querer, se debe también hacer. Johann Wolfang von Goethe

No es posible saberlo todo. Horacio

No sabe más el que más cosas sabe, sino el que sabe las que más importan. Bernardino Rebolledo

Nunca hagas apuestas. Si sabes que has de ganar al otro, eres un tramposo. Y si no lo sabes, eres un tonto. Kung FuTse, Confucio

Para cambiar es necesario saber; para saber hay que aprender; y para aprender hay que hacer grandes sacrificios. Samuel Aun Weor 

No es suficiente saber, hay que saber aplicar lo que uno sabe; no es suficiente querer, hay que saber realizar lo que uno quiere. Johann Wolfgang von Goethe

Para saber hablar, tres cosas son precisas: saber pensar, saber escuchar y saber callar. Plutarco

Qué poco sabemos de lo que somos; y menos aún de lo que seremos. Lord Byron

Quien en verdad sabe de qué habla, no encuentra razón para levantar la voz. Leonardo Da Vinci

Sabed que la virtud de la paciencia es la que nos asegura la mayor perfección. San Francisco de Sales

Saber es acordarse. Aristóteles

Saber es saber que no sabes nada, ese es el significado de la verdadera sabiduría. Kung FuTse, Confucio

Saber más que los otros es fácil. Lo difícil es saber algo mejor que los otros. Lucio Anneo Séneca

Saber que no se sabe constituye, tal vez, el más difícil y delicado saber. José Ortega y Gasset

Saber, y saberlo demostrar, es valer dos veces. Padre Baltasar Gracián y Morales

Si eres sabio, sé alegre. Marcial

Si te parece que sabes mucho y entiendes muy bien, ten por cierto que es mucho más lo que ignoras. Tomás de Kempis

Sin saber el poder de las palabras, es imposible conocer al hombre. Kung FuTse, Confucio